Olvídate de la leche con calcio. Si eres mujer ¡deberías beber cerveza para tus huesos!

bebe creveza
Comparte

Según el portal Vinepair, la cerveza tiene múltiples beneficios para la salud como por ejemplo, mejorar la recuperación después de realizar ejercicios. Pero un estudio ha demostrado una curiosidad muy especial: las cervezas son particularmente buenas para las mujeres.

beer-bones-header-v2

Al envejecer, las mujeres suelen tener problemas para mantener la densidad de sus huesos. Todos los anuncios nos advierten de ello e intentan vendernos productos ricos en calcio o directamente, suplementos alimenticios. Y aquí está el descubrimiento: aunque el calcio es bueno, un buen vaso de cerveza podría ayudar aún más.

En un estudio del Centro Nacional de Evaluación de Riesgo de Osteoporosis, tras examinar a 200.000 mujeres que bebían cerveza con normalidad, comprobaron que su riesgo de padecer osteoporosis era muy inferior a la media. Esto significa que si eres una mujer y bebes un vaso de cerveza regularmente, eres, en principio, menos propensa a sufrir una fractura de cadera. Y no es poca cosa pues este tipo de fracturas se asocia a una disminución muy alta de la esperanza de vida de las mujeres.

la-mejor-cerveza-para-la-mujer

Además la cerveza es rica en flavonoides, gracias al lúpulo que incluye su receta. Estos flavonoides actúan como una hormona natural de reemplazo, lo que podría reducir los síndromes pre-menopáusicos, es decir, ¡te ayuda a librarte de los bochornos!.

Sumado a este estudio, también encontramos el del New England Journal of Medicine, que siguió a 12.000 mujeres de la tercera edad y que concluía que:

“Las mujeres que normalmente se toman entre medio a un vaso por día de cerveza tienen menos discapacidad cognitiva como también menor degeneración en su función cognitiva en comparación a mujeres que no beben cerveza.”

htrb

Por supuesto, señalan un dato muy importante ¡entre medio a un vaso!… si tomas más seguramente no sea demasiado bueno para tus funciones cognitivas ni a corto ni a largo plazo:)

Fuente: muhimu

 

El Estupidificador ha compartido la publicación de Archivos del Misterio. ... See MoreSee Less

#Darky Krampus Se acerca la navidad, tiempo de felicidad y regocijo donde los niños se divierten haciendo su lista de regalos y cantando canciones mientras comen leches y galletas, como podéis ver una imagen bastante agradable de la navidad. Pero a veces hay algo más acechando durante las noches navideñas, algo que se arrastra, hambriento de almas y que no cesará en su búsqueda para saciarse. Sí, la historia, mito o leyenda de hoy viene de épocas muy remotas y hoy os la voy a contar para que veáis que en estas fechas también merodean criaturas del infierno. En el siglo XI, en la navidad alemana se llevaba a cabo el culto a San Nicolás, lo que hoy en día se conoce como Papa Noel, éste premiaba a los niños buenos con multitud de regalos con los que la navidad se convertía en la mejor época del año, pero San Nicolás no viajaba solo. Con él viaja una criatura dantesca, con cuernos, pezuñas, cuerpo cubierto de pelo y una larga lengua, en su espalda llevaba un sucio saco y en una de sus manos una campanilla que hacía sonar a su paso por las calles oscuras. Su nombre era Krampus, un ser demoníaco que se encargaba de todo lo contrario que su compañero de viaje, castigar terroríficamente a los niños que se habían portado mal. La noche del 5 al 6 de Diciembre, comienza su macabro recorrido por las vacías calles, merodeando y eligiendo a aquellos niños que debían sufrir su castigo, vagaba con una sucia campanilla que hacía sonar a su paso para que los niños temblaran de horror, pues algunos de ellos acabarían en el saco del Krampus. Tras haber elegido a sus víctimas, el día de navidad vuelve a hacer sonar su campana de madrugada, anunciando a los niños su horrible final, las casas están cerradas, las ventanas tapiadas, pero el Krampus nunca se detendrá ante su cometido. Una a una entra en las habitaciones de los desdichados niños, arrancándolos de sus confortables camas y azotándolos repetidamente con las ramas que lleva en su otra mano. De nada sirve gritar ante esta terrorífica figura, los niños se aferran a sus camas, gritan y lloran, pero el Krampus les mete en su mugriento saco y sigue a por el siguiente niño. Así toda la noche de navidad, hasta que al fin termina su cometido y se los lleva a las entrañas del infierno donde serán brutalmente torturados y devorados por el Krampus. Su larga y rojiza lengua al fin podrá probar la carne de aquellos niños que se habían portado mal y con cada bocado, el Krampus se hacía más fuerte en su ira. Hay leyendas que cuentan, que para librarse del Krampus hay que enmendar los errores cometidos y poner muchas velas encendidas en las ventanas de las casas donde vivan niños, se cree que así pasará de largo. Bueno ¿Qué creéis? ¿Hombre del saco de la antigüedad? ¿Ser mitológico inventado para que los niños se porten bien? ¿O es algo que de verdad devoraba almas en el infierno de aquellos niños que no merecían regalos? No lo sabemos, pero recordad una cosa, no olvidéis portaros bien, pues el Krampus puede aparecer la madrugada de navidad para castigaros y llevaros al infierno. Darkyness Verona

View on Facebook
Comparte

Comentarios

Comentarios